Referencias

Differenza in Comune es el nombre elegido para describir el nuevo proyecto de recogida selectiva puerta a puerta que, a partir de 2018, implicará a los municipios del Valle Sabbia.

La Comunidad de Montaña del Valle Sabbia se comprometió en dar ejemplo en materia de recogida selectiva de residuos.

Sartori Ambiente colaboró como socio en la iniciativa, aportando los equipos necesarios.

 

 

Contarina, una empresa pública que se ocupa de la gestión de residuos en los municipios del Consorcio de la Zona de Priula, y Ascotrade, una empresa de suministro de gas y electricidad, pusieron en marcha la iniciativa “Recoge el aceite usado y ahorra en tu factura de la luz”.

 

 

Parma es uno de los ejemplos más virtuosos en una región, Emilia-Romaña, que se sitúa a la cola del ranking de la producción de residuos con 667 kg/habitante/año. La transición de la gestión tradicional de los residuos fue el resultado de una clara voluntad política, una cuidadosa y amplia involucración de los ciudadanos y una estrategia centrada en la minimización de los residuos.

La isla de Pantelleria es una realidad geográfica que, precisamente por sus peculiaridades turísticas y geográficas, necesitaba un fuerte cambio en la forma y el rendimiento de la gestión de los residuos.

 

 

El casco antiguo de Sarriá representa un escenario ideal para el desarrollo del primer sistema de recogida de residuos puerta a puerta en toda la ciudad.

Hace más de una década, Barcelona fue la primera gran ciudad de la península ibérica que implantó la recogida selectiva de residuos orgánicos. Los porcentajes de recogida selectiva alcanzados aquí son considerablemente más altos que en el resto de España, pero a pesar de ello, se está tratando de mejorar aún más.